Notarios
José Ramón Castro Reina
Manuel Ignacio Cotorruelo Sánchez

Vistas del Puerto de Cádiz Sala de reuniones de la Notaría Entrada de la notaría Entrada de la notaría Sala de reuniones de la Notaría Sala de reuniones de la Notaría Ventanal de la Notaría Fachada de la Notaría Fachada de la notaría

La Notaría

La Notaría es un despacho profesional que a diario trata y resuelve de manera continua las necesidades jurídicas planteadas por los ciudadanos. Éstas pueden ser de muy diversa índole, pero en la mayoría de los casos tienen naturaleza civil o mercantil y están referidas a momentos importantes de la vida cotidiana de cualquier persona.

En la Notaría:

  • se prepara la documentación necesaria para un proceso de adopción;
  • se formaliza una emancipación antes de la mayoría de edad;
  • se regula en capitulaciones matrimoniales el régimen económico del matrimonio o se acuerdan las consecuencias jurídicas y económicas de una relación de pareja;
  • se adoptan las decisiones económicas y financieras más importantes de una persona como la compra de una vivienda o la constitución de una empresa que sea el principal sustento vital;
  • y también, se organiza la sucesión a través de testamento.

En esta web, que no tiene finalidad comercial, encontrará información detallada de todos los asuntos que pueden ser objeto de su visita en cualquier Notaría de España.

Para el desarrollo de esta labor profesional, el despacho organiza un equipo de personas dirigido por un Notario que es la figura que lo caracteriza y diferencia de los de otros profesionales del derecho por su condición añadida de funcionario público. Esta dualidad en la figura del Notario explica que, como profesional del derecho el Notario asesore de manera imparcial a sus clientes y les aconseje los medios jurídicos más adecuados para el logro de los fines que se proponen alcanzar, elaborando, creando y redactando el documento; y que, como funcionario público, controle la legalidad del acto o negocio en el que interviene, que por su actuación adquiere especiales efectos legales de fehaciencia, fuerza ejecutiva y seguridad jurídica, es decir, no hay que demostrar nada para exigir que se cumpla lo pactado en el documento notarial.

También el Notario tiene encomendada por el Estado la guarda de todos los documentos que autoriza y su retribución se fija también por el Estado, a través de un arancel único para toda España. Esta forma de retribución y el derecho que cualquier ciudadano tiene a elegir libremente al Notario garantizan su imparcialidad como pieza fundamental del sistema.

En Twitter:

Enlaces de interés

Le presentamos un listado de enlaces con información que puede serle de utilidad.